Reconstrucción iridiana e iris artificiales

De los problemas derivados de la falta de iris se encuentra la presencia de deslumbramiento junto con la alteración estética. Las prótesis de iris son una alternativa frente a esta situación, no obstante es importante conocerlas puesto que aunque dan buenos resultados no están exentas de complicaciones. Para la reconstrucción del iris se dispone de varias alternativas, en primer lugar podría realizarse una sutura del iris, es decir, realizar una aproximación quirúrgica de los bordes del iris existente y unirlo con puntos. Esta opción está especialmente indicada para los casos en los que se haya producido una pérdida parcial del iris (generalmente debida a traumatismos), pero no suele ser válida en los casos de aniridia congénita.Otras opciones disponibles que sí se emplean en aniridia congénita son :

  •   Lentes intraoculares con diafragma iridiano. Empleadas en aquellos casos en los que no se puede conservar el cristalino, de esta manera permiten tanto recuperar el diafragma iridiano como restablecer los defectos de refracción (miopía, astigmatismo, hipermetropía). Los inconvenientes que presentan son: la limitada gama de colores (aunque según el fabricante cada vez hay más disponibles) y la posibilidad de provocar inflamación, glaucoma y edema macular quístico. Además, para su implantación necesitan realizarse incisiones muy amplias que pueden provocar astigmatismo postoperatorio y comprometer la recuperación visual.
Lentes de aniridia en diferentes colores. Modelo 311 de Ophthec.
Lente de aniridia modelo 30B de Morcher y catálogo de colores.
  •     Iris artificiales (elaborados por HumanOptics). Son personalizados, su estructura, morfología y color pretende imitar al iris natural. Mejora el aspecto estético de las lentes de aniridia disponibles, es plegable e implantable a través de una incisión de menor tamaño que las anteriores, reduciendo así los riesgos asociados a infección durante la cirugía. No se tiene tanta experiencia como con los anteriores por lo que son necesarios estudios para conocer su estabilidad y complicaciones a medio y largo plazo.
Iris artificial. Diafragma iridiano fabricado de elastómero de silicona que se fabrica en colores bajo pedido.

Resultados a largo plazo tras la implantación de iris artificiales en pacientes con aniridia.
En este estudio se pretende evaluar los resultados a largo plazo y las complicaciones tras la implantación de iris artificiales y el papel que juega la implantación con mallas de fibras. Los iris artificiales eran flexibles e individualizados, desarrollados por HumanOptics y Koch, y fueron implantados durante 2004 y 2013 en 34 pacientes con aniridia congénita, traumática o iatrogénica (esto es, originada por procedimientos médicos como cirugías). Los iris artificiales empleados eran tanto asociados a implantes con mallas de fibras como sin estas mallas, y tanto para prótesis parciales como totales. Las prótesis de iris artificiales mostraron buenos resultados a largo plazo en cuanto a su estabilidad, apariencia física y función visual,  ejerciendo correctamente las funciones de diafragma. Complicaciones como glaucoma, oscurecimiento del tejido iridiano y necesidad de cirugía del segmento anterior están claramente asociadas con implantes con mallas de fibras, pero no con aquellos implantes que carecen de las mismas. Como conclusión, en este estudio se ha visto que el uso de prótesis de iris completas sin malla de fibra incrustada, incluso en los casos con iris remanente, y el empleo de implantes ligeramente más pequeños de los recomendados oficialmente puede ser beneficioso.

Artículo: Long-term results after artificial iris implantation in patients with aniridia: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26892143
Información complementaria: Mendicute J, Úbeda M. Cirugía de catarata y reconstrucción iridiana: http://www.oftalmoseoformacion.com/wp-oftalmoseo/documentacion/p2008/Cap117.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.